La mente una mala consejera…

¡Cuántas veces hemos oído aquello de: Es que a mí correr me aburre; o ; Es que yo empiezo a correr y sólo pienso en cuándo voy a terminar!

Todos aquellos que hayamos intentado correr en algún momento nos hemos enfrentado a las malas pasada que nos juega nuestra mente. En las carreras de larga distancia, es habitual tener que sortear pensamientos que nos dificultan acabar el recorrido, porque de pronto hacen hincapié en el cansancio acumulado, en la falta de entrenamiento, en el dolor de las articulaciones…etc.

No es fácil haber recorrido sólo un tercio de la distancia y estar contando los kilómetros que quedan para terminar.  Por ello, hoy vamos a presentar unos pequeños consejos  que te permitirán manejar este tipo de sensaciones. Y para que sean sencillas de recordar, como presentación utilizaremos aquellas frases de 0.60, o tópicos, que todos repetimos y que  a veces enuncian alguna verdad.

1. Divide y Vencerás: Divide la carrera en tramos, o bien en distancias cortas o bien en pensamientos que te abstraigan de la situación.

Al afrontar las carreras por tramos cortos, la sensación de estar alcanzando metas hará la carrera más llevadera y motivadora pues cada distancia supondrá la culminación de un objetivo. Por su parte, el mantener la mente ocupada en otros aspectos de la carrera permitirá que tu mente no esté centrada en las sensaciones físicas que recibe como consecuencia del ejercicio.

2. Para ser corredor de primera…acelera:   Acelara los últimos kilómetros de cada tramo en los que hayas dividido la carrera. De esta manera, invertirás la estructura de tu pensamiento pues tu mente no se centrará tanto en los kilómetros que le quedan para finalizar, sino en los que le quedan para apurar el ritmo.

3. Conócete a ti mismo: Cualquier libro de autoayuda que se precie comienza por un: Aprende a conocerte a ti mismo….Un corredor en este sentido debe ser plenamente consciente de sus puntos débiles y de sus puntos fuertes, pues son, en muchas ocasiones, la clave para lograr los desafíos deportivos que se proponga.

4. Piensa en positivo: Retira de tu vocabulario y por tanto destierra de tus pensamientos cualquier referencia a la presión y a la exigencia, ya que pueden llevarte a perder el control sobre la situación. Para ello, es recomendable que utilices técnicas de autoafirmación que te motiven y te hagan creer en tus capacidades.

6. Toma referencias: Las carreras ciudadanas siempre cuentan con referencias de tiempo y espacio que indican a los corredores el ritmo por km recorrido.  Lo que suele permitir a los participantes tomar medida del esfuerzo realizado y del que necesitar llevar a cabo si quieren conseguir sus expectativas.

Además, en los últimos kilómetros, tanto en carrera como en los entrenamientos, es habitual que la fatiga psíquica y mental disminuya la motivación de los corredores. Para combatirla incrementa los objetivos y referencias hasta llegar al final. De esta forma cada punto alcanzado será un desenlace independiente con sus propios propósitos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s