LA MÚSICA ES VIDA

No son pocos los artículos, estudios e investigaciones que versan sobre la importancia de la música en nuestra vida cotidiana. Así no son pocas las investigaciones que se han centrado en la relevancia de la música en la motivación del individuo, el desarrollo de ciertas capacidades psíquicas y su influencia en los resultados obtenidos en el desarrollo de las destrezas.

En innumerables ocasiones hemos podido observar algún documental o estudio que hace hincapié en la importancia de la música en el desarrollo de las capacidades motoras de los neonatos, o de la obtención de mejores resultados en actividades académicas. Por ejemplo un estudio que se realizó en los 90 puso de manifiesto que entre dos grupos de control de estudiantes de selectividad, obtenían mejores resultados, en la prueba, aquellos grupos que previamente al examen escuchaban música de Mozart con respecto a aquellos que no accedían a ningún tipo de archivo musical.

La música, tradicionalmente, ha jugado un papel fundamental en nuestras vidas, no sólo a nivel social y de disfrute personal, sino en el desarrollo de nuestras habilidades. De ahí que los investigadores, médicos, científicos, musicólogos….etc, hayan dedicado gran parte de sus esfuerzos e intereses a analizar, buscar y profundizar en la influencia que la música suscita en nuestras capacidades.

Por ello es necesario remontarse a principios de siglo para encontrar trabajos que relacionen la música y el rendimiento deportivo. Así, a principios de 1900 MacDougal puso de manifiesto que el ritmo de la música ayudaba a la ejecución del movimiento; a mediados del siglo XX científicos de la talla de Dillon y Beisman certificaron que la música ayudaba al aprendizaje de nuevas habilidades motoras; y a lo largo de los 90 y hasta la actualidad no son pocos los científicos y psicólogos deportivos que se han centrado en la relación existente entre  la música y las habilidades deportivas. Lo que les ha llevado, en general, a establecer que existe una tendencia en el ser humano a sincronizar rítmicamente sus movimientos y  a inferir que la música actúa como un estímulo que focaliza la atención del sujeto. Lo que permite al deportista aislarse de otros estímulos externos y reducir sus sensación de fatiga y agotamiento.

MUSICA Y RITMOEn esta línea de investigación, un reciente estudio belga  ha puesto de manifiesto en un grupo de control de 18 personas y con 52 tipos de canciones diferentes, que la música puede resultar estimulante o relajante en función del ritmo, la variación del compás y la repetición de las notas. Así, según el estudio,el deportista tenderá a aumentar su rendimiento al sincronizar sus movimientos con piezas musicales que presenten un ritmo constante, con poca variación de compás y alta repetición en sus notas musicales y tenderá a obtener peores resultados con canciones que presenten mayores variaciones, contrastes de volúmenes y frases melódicas largas

En definitiva y tal como apuntaban los estudios de principios del siglo XX parece que existe una relación íntima y estrecha entre nuestras habilidades motoras, nuestro sistema nervioso y la música. Lo que nos lleva a inferir que la elección de las canciones puede variar la intensidad y el rendimiento de los entrenamientos, es decir, influye en nuestra manera de correr. 

Anuncios

3 comentarios en “LA MÚSICA ES VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s